Publicado en Alemania, Potsdam

TODO LO QUE HAY QUE SABER ANTES DE IR A POTSDAM

¿No habéis estado aún en Potsdam? Es el momento de añadirlo a la lista de destinos pendientes y dedicarle un día en vuestro próximo viaje a Berlín.

En este post os contamos todo lo que hay que saber antes de ir a Potsdam: por qué es tan importante, cómo llegar, qué es lo que tenéis que ver, cuánto cuestan las entradas a los principales monumentos, cuánto se tarda en verlo todo, en definitiva…. ¡TODO! 


¿Por qué ir a Potsdam?


Si vais a estar más de dos días en Berlín, intentad sacar tiempo —al menos una mañana— para ir a Postdam. Es una ciudad a la que se llega muy fácilmente desde Berlín, una ciudad que ha marcado la historia del país y en la que hay muchísimo que descubrir.

Hasta el siglo XVII, cuando Federico Guillermo I eligió la ciudad para establecer su residencia de caza, Potsdam no era más que una pequeña ciudad cuyos habitantes se dedicaban al pequeño comercio para sobrevivir. Sin embargo, en 1685, todo esto cambió al proclamarse la libertad religiosa, lo que atrajo a mucha inmigración europea, y la ciudad comenzó a crecer en gran medida. De hecho, al pasear por el centro histórico de la ciudad daréis con el “pequeño Ámsterdam”, un barrio con casas típicas holandesas en las que se instalaron los trabajadores que llegaron en el siglo XVIII.

Poco después, la familia real prusiana estableció su residencia en Potsdam. En este momento fue cuando se edificaron tres de los edificios más visitados hoy en día: el palacio Sanssouci, el Neues Palais y la Orangerie. Y, aunque Berlín pasó a ser la capital oficial, Potsdam se mantuvo durante mucho tiempo como residencia de la corte.

En el siglo XX, el nombre de la ciudad de Potsdam siguió resonando en varios momentos clave:

En 1914, cuando se firmó la declaración de guerra en el Neues Palais.

En 1933, cuando se estableció la coalición entre los miliatares y el nazismo en la Iglesia de la Guarnición.

En 1945, cuando el centro histórico quedó destrozado en la Segunda Guerra Mundial.

En 1945, cuando tuvo lugar la Conferencia de Potsdam, donde se reunieron Truman, Stalin y Churchill.

En 1990, cuando Potsdam pasó a ser capital del Estado de Brandeburgo.


¿Cómo se llega desde Berlín?


Tan solo hay que coger la línea S-7, que es además la que recorre los principales atractivos de la ciudad, y en aproximadamente 30-40 minutos llegaréis a Potsdam. Los trenes pasan con mucha frecuencia.


¿Cuánto cuesta ir desde Berlín?


El trayecto cuesta 3,40 €. Tenéis que comprar el billete de tres zonas (A-B-C).


¿Qué ver en Potsdam?


  • Schlosspark Sanssouci: el conjunto palaciego de Sanssouci.

El inmenso jardín de Sanssouci, junto con todos sus palacios, fuentes y esculturas, ha sido declarado patrimonio mundial de la Unesco, lo cual no es de extrañar en vista de su belleza, importancia y peso en la historia. Así pues, además de pasear por lo inmensos jardines, dentro del parque de Sansoucci, no os podéis perder:

El Neues Palais: uno de los palacios barrocos más bonitos de Alemania. Se construyó en la segunda mitad del siglo XVIII para Federico el Grande, aunque él apenas se alojó aquí, sino que se utilizó para las grandes fiestas y reuniones. Tiene más de 200 estancias, entre las que se encuentra una gran sala de mármol, una salón de baile y una enorme sala de conciertos.

horario_schloss_Sanssouci_Potsdam

todo_sobre_potsdam_pollosviajeros

– Schloss Sanssouci: a diferencia del Neues Palais, este es mucho más modesto. Este es el palacio en el que Federico el Grande pasaba la mayor parte de su tiempo y el que mejor refleja su  personalidad. Como indica el propio nombre del palacio, lo que el rey buscaba era un sitio el que poder estar “sin preocupaciones”, en el que descansar en la compañía de sus perros. El último deseo del rey era el de ser enterrado aquí y, de hecho, se cumplió en 1991, cuando su tumba se trasladó a la que fue su residencia de verano.

horario_schloss_Sanssouci_Potsdam

sanssouci_potsdam

– Schloss Charlottenhof: este pequeño palacio de estilo neoclásico fue edificado en el siglo XIX para el rey Federico Guillermo IV. El interior del palacio está impecable y, sobre todo, llama la atención la variedad de materiales y colores utilizados para la decoración de cada estancia.

Este palacio solo está abierto entre mayo octubre, de 10:00 a 17:30 h y cierra todos los lunes. 

– Orangerieschloss: este el último palacio que se construyó dentro del conjunto palaciego, y el más grande de todos ellos. Destaca especialmente por su estructura, inspirada en los edificios italianos, y por todas las esculturas y fuentes que lo rodean.

horario_orangerie_potsdam

orangerie_Potsdam

– Chinesisches Haus (casa china): seguro que os llama la atención este pequeño edificio de base circular y su característico estilo rococó, adornado con elementos propios de la cultura asiática. En el siglo XVIII era frecuente utilizar elementos decorativos exóticos para los edificios de la corte, y este es un buen ejemplo de ello.

horario_casa_china_potsdam

casa_china_potsdam

–  Schloss Cecilienhof: la famosa conferencia de Potsdam, que simboliza hoy el fin de la II Guerra Mundial,  se celebró en este pequeño palacio en 1945. Ahora es un hotel y alberga una exposición sobre la Conferencia. Al igual que en algunos otros palacios, este dispone de audioguias en varios idiomas, entre ellos el español.

horario_Schloss_Cecilienhof_potsdam

  • La puerta de Brandeburgo

    Sí, hay otra puerta con el nombre de “puerta de Brandenburgo” además de la de Berlín. Y, además, esta se ha construido unos años antes que la Berlín, en 1770, para celebrar la victoria del Reino de Prusia en la guerra de los Siete Años.

  • Holländisches Viertel

    Al pasear por el casco antiguo de Postdam daréis con el famoso barrio holandés y sus característicos edificios de ladrillo rojo.

pequeño_amsterdam_Potsdam.JPG

  • Nikolaikirche (Iglesia de San Nicolás)

    ¡Esta es una de las iglesias más bonitas de Potsdam! Su inmensa cúpula y su estilo neoclásico la hacen destacar entre el conjunto de edificios que la rodean.

  • Altes Rathaus

    Construido en 1753, este edificio corresponde al antiguo ayuntamiento. Además de por su historia, es especialmente llamativo por las esculturas que lo adornan —entre ellas hay dos atlantes cargando con un globo terráqueo—, y por el escudo de Potsdam.

iglesia_ayuntamiento_Potsdam

  • Schloss Babelsberg

    Este maravilloso palacio, inspirado en el estilo inglés de los Tudor, se construyó para el que sería el futuro emperador Guillermo I. Actualmente (y hasta finales del 2018) no se puede acceder al interior del palacio porque se está renovando, sin embargo, vale la pena verlo por fuera y dar una vuelta por los jardines que lo rodean.

  • Calles de Potsdam

    Como os hemos comentado antes, vale la pena dedicarle algo más de tiempo a Potsdam y poder pasear tranquilamente por sus calles. Daréis con unos edificios preciosos y un ambiente muy particular.

calles_Potsdam


¿Cuánto cuesta la entrada a los principales monumentos?


El acceso al parque de Sanssouci es gratuito, sin embargo, si queréis visitar el interior de los palacios hay que pagar la entrada a cada uno de ellos y los precios varían mucho: hay algunos que cuestan 4€, 8€, o incluso 12 € (el palacio Sanssouci). El precio de la entrada incluye el audioguía y suele incluir también la visita guiada.

Hay una entrada con la que podéis visitar todos los palacios de Sanssouci por 19€. Esta entrada se puede comprar también online, aunque habría que sumarle 2€ de gastos de gestión.

Si queréis poder hacer fotos en el interior de los palacios, tenéis que “comprar una autorización” que cuesta 3€ (para todos los palacios) y el único uso que se le puede dar a las fotos es personal.

Aquí os dejamos también los precios de las entradas a otros monumentos de interés:

  • Atles Rathaus: 5€
  • Nikolaikirche: entrada gratis
  • Schloss Babelsberg: 10€

¿Cuánto se tarda en verlo todo?


En una mañana se pueden ver lo más destacado: el Schlosspark Sanssouci, el centro histórico y algunos de los edificios más representativos, como las iglesias St-Peter-und-Paul Kirche, la Französische Kirche, Nikolaikirche o el famoso ayuntamiento conocido como Atles Rathaus.

Sin embargo, os recomendamos dedicarle prácticamente el día entero a la ciudad. Es una ciudad para recorrer con calma y que realmente tiene mucho encanto. Ya solo en el gran parque  (Schlosspark Sanssouci), en el que se encuentras los famosos palacios de Potsdam, podéis pasar toda una mañana.


¿Cuál es la mejor época del año para ir?


Cualquier época es buena para ir a Potsdam, aunque es mejor evitar el invierno. No es tanto por el frío, sino porque no vais a poder disfrutar del parque en todo su esplendor. Por ejemplo, la escalinata del Palacio de Sanssouci está enteramente recubierta de vid y en invierno solo quedan las ramas desnudas. Hay también varias fuentes en el parque, que en invierno están vacías. Por eso creemos que en primavera o en otoño pasear por el parque es mucho más agradable. Además, si también queréis ver el interior de los palacio, tenéis que tener en cuenta que algunos de ellos sobre abren durante el periodo estival. Aún así, si ya tenéis vuestro viaje a Berlín organizado para el invierno, no dejéis de visitar Potsdam.

estatuas_parque_Potsdam
Estatuas cubiertas en el parque Sanssouci
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s