Publicado en Ayutthaya, Tailandia

TODO LO QUE HAY QUE SABER ANTES DE IR A AYUTTHAYA

Hay lugares que inmediatamente te atrapan y te transportan a una época pasada, y ese es el caso de Ayutthaya, una ciudad en la que es imposible pasear sin imaginar cómo era todo durante su época de mayor esplendor… cuando sus templos aún estaban recubiertos de metal y llenos de oro, cuando el rey paseaba junto a su corte montado en su elefante, y cuando los ríos estaban llenos de barcos de mercancías.

En este post os contamos TODO lo que tenéis que saber antes de ir a Ayutthaya: 


¿QUÉ TIENE AYUTTHAYA?


Ayutthaya es una ciudad fascinante que tiene siglos de historia y que ha vivido inmensas transformaciones a lo largo del tiempo. Los orígenes de la ciudad, en el año 1350, fueron muy modestos, y por aquel entonces, Ayutthaya no era más que una pequeña ciudad rodeada por una muralla de adobe que nacía sobre una isla artificial. Sin embargo, lo que le confería importancia a la ciudad era su enclave, pues estaba situada a orillas del río Chao Phraya, y en un lugar en el que confluían, además, dos otros ríos. El agua ha sido uno de los elementos clave y ha permitido la transformación de la ciudad, porque ha hecho posible la comunicación no solo con el resto del territorio tai, sino también con otros países asiáticos y occidentales. De hecho, durante los siglos de máximo esplendor de la ciudad, Ayutthaya era conocida como la “Venecia de Asia”, justamente por sus numerosas fuentes y por la cantidad de canales que recorrían la ciudad.

agua_templo_ayutthaya.jpg

Casi todos los restos que se conservan hoy en la ciudad son parte de los templos que se construyeron durante los 150 primeros años de vida de la ciudad; sin embargo, el período de mayor auge de la ciudad fue en el siglo XVII. En lo que se conoce como “Siglo de Oro”, la ciudad cosiguió ser un núcleo importante y llegó a tener más de un millón de habitantes. El soberano más liberal de todos los que ha tenido Ayutthaya, Phra Narai, estableció relaciones comerciales con países de todo el mundo, y no paraban de llegar tanto barcos mercaderes como habitantes chinos, indios, malayos, japoneses, portugueses, holandeses, ingleses, franceses, y un largo etcétera. De hecho, el rey Louis XVI envió dos embajadas a Ayutthaya y Phra Narai una a París. Los franceses iniciaron además un proceso de evangelización y, en Ayutthaya, llegaron a convivir, de manera pacífica, cristianos con musulmanes y budistas. 

Aún se conservan textos a través de los que podemos hacernos una idea de lo que era Ayutthaya durante su “Siglo de Oro”. Por ejemplo, el Abad François de Choisi (1644-1724), que formó parte de una de esas embajadas francesas enviadas a Ayutthaya, describe la ciudad así:

Fuimos a pasear por las afueras. Me detuve muchas veces, admirado ante la poderosa y gran ciudad que se asentaba sobre una isla en derredor de la cual fluía un río tres veces mayor y más caudaloso que el Sena. Había navíos de Francia, Inglaterra, Holanda, China, Japón, así como infinidad de barquichuelas y chalupas adornadas de oro, con sesenta remeros, que iban de un lado a otro. No menos extraordinarios me parecieron los campamentos y las aldeas extramuros, habitadas por individuos de las diversas naciones que comerciaban allí, con las casas de madera sobre pilotes clavados en el agua, con abundancia de bueyes, vacas y cerdos en tierra firme. La vista no me alcanzaba en ver las calles en su totalidad, vías de agua clara y corriente. 

Bajo los grandes árboles frondosos y en las casas se apiñaban las personas. Mas allá de los campamentos extendíanse los arrozales. El horizonte lo delimitaban altos árboles, sobre los cuales eran visibles las torres deslumbrantes y las pirámides de las pagodas. No sé si he logrado trasmitiros la impresión de esta bellísima vista, pero lo cierto es que yo jamás he visto otra más hermosa. (Abad de Choisi, Journal du voyage de Siam, 1741).

Sin embargo, tras la muerte de Narai, la ciudad se vio sumida en una época de declive, en la que fue invadida por los birmanos, que acabaron incendiando la mayoría de los edificios. Cuando se consiguió recuperar la ciudad, a finales del siglo XVIII, había quedado tan destrozada que se decidió trasladar la capital primero a Thonburi y después a Bangkok.

detalles_ayutthaya.jpg

Así pues, hoy en día solo quedan algunos restos de lo que fue la gran ciudad de Ayutthaya. Por suerte, la ciudad ha pasado a ser parte del Patrimonio Mundial de la Humanidad de la UNESCO desde 1991 y se destinan más fondos a la restauración y cuidado de los templos.

templo_derruido_ayutthaya.jpg


¿CÓMO IR A AYUTTHAYA?


Ayutthaya se encuentra a unos 80 km de Bangkok. Pese a que hay un autobús que conecta las dos ciudades, la forma más rápida y cómoda de ir a Ayutthaya es en tren. Para ello, hay varias cosas que tenéis que tener en cuenta:

  • La mejor manera de llegar a la estación de tren es en taxi. Nosotros estuvimos alojados en un hotel bastante céntrico y la estación de tren se encontraba a unos 10 km. Aún negociando, el tuk tuk nos salía bastante más caro que el taxi. Eso sí, tenéis que pedirle al conductor que os ponga el taxímetro, y no todos están dispuestos a hacerlo. A nosotros nos costó alrededor de 80 THB (2 € aprox.) el trayecto.

estacion_tren_bangkok
Estación de tren de Bangkok

  • Podéis consultar el horario de los trenes aquí. Hay bastantes trenes al día así que no tendréis problema ni para ir ni para volver.
  • No hace falta reservar los billetes de tren con antelación. Basta con que consultéis los horarios antes y lleguéis con algo de tiempo a la estación (unos 30 minutos antes de la salida del tren). Podéis comprar directamente los billetes en la estación. Y podéis hacer exactamente lo mismo para la vuelta a Bangkok.

billetes_tren_ayutthaya
Podéis comprar directamente los billetes en las taquillas de la estación.

  • Hay varios tipos de tren. Si ya habéis consultado los horarios de los trenes en la página web habréis observado que hay varios tipos de tren (Ordinary, Express, Rapid, Special Express), y que todos tardan más o menos lo mismo —o la diferencia es casi insignificante—. Lo que sí que varía de un tipo de tren a otro es el interior y el precio del billete. Nosotros no queríamos ir en un tren lujoso, y ya os adelantamos que por la diferencia de precio no vale la pena hacerlo. Cogimos un tren Ordinary, que era el que mejor nos iba por la hora, y solo había billetes de 3ª clase. En definitiva, fuimos como va prácticamente toda la gente de Tailandia.

tren_bangkok_ayutthaya
Tren (ordinary) Bangkok-Ayutthaya

  • El billete de tren nos costó 15 THB por persona y trayecto.
  • Se tarda alrededor de 1 hora y media en llegar.


¿CÓMO MOVERSE POR AYUTTHAYA?


En cuanto salgáis de la estación de Ayutthaya os empezarán a asaltar varias personas que os ofrecerán haceros el tour “completo” por Ayuttahaya en tuk tuk. Los precios varían en función del número de horas que queráis estar, pero esta es la opción más cara de todas. Así pues, nosotros os aconsejamos que sigáis andando, crucéis la calle, y justo en frente de la estación daréis con las mejores opciones para moveros por Ayuttthaya, que son: alquilar una bici o alquilar una moto.

Nosotros decidimos alquilar una moto para ganar tiempo en los desplazamientos porque queríamos ver el mayor número de templos posible. No tuvimos ningún problema, salvo que los cascos no eran de nuestra talla y se nos iban cayendo todo el rato; pero bueno, si ya habéis estado en Tailandia, habréis podido observar que casi nadie lleva casco. La bici es también una muy buena opción porque es una ciudad muy llana, con grandes avenidas y poco tráfico.

Como podéis ver en la imagen que os dejamos aquí abajo, sale de lo más rentable y así tenéis la libertad de moveros por dónde queráis y estar todo el tiempo que os apetezca. Cualquiera de las opciones os incluye un mapa de la ciudad, en el que además aparecen todos los templos que hay que visitar, así que no os preocupéis porque no os vais a perder y tampoco os dejaréis cosas sin ver.

moverse_por_ayutthaya.jpg

El precio que aparece en la imagen es lo que cuesta el alquiler para todo el día. Las únicas condiciones para poder alquilar la bici o la moto son las siguientes:

  • Tenéis que pagar por adelantado, en el momento en que la alquiléis.
  • Tenéis que dejar un documento de identidad (uno solo aunque seáis dos personas). Si os preocupa dejar el pasaporte, podéis dejar el DNI.
  • Tenéis que devolverla antes de las 7 de la tarde.
  • (En el caso de la moto) Tenéis que devolverla con el depósito lleno. Hay una gasolinera muy cerca del establecimiento, os la señalarán en el mapa en el momento en el que alquiléis la moto.

Además de esto, tenéis la opción de ver los templos dando un paseo en barco por el río dando un paseo en elefante. Nosotros no somos muy partidarios de esta última opción y no lo hemos hecho, así que en este caso no podemos deciros si vale o no la pena. Aún así, si queréis acercaros a ver a los elefantes, como hicimos nosotros, están al lado del Wat Phra si Sanphet.

elefantes_ayutthayaelefante_pequeño_ayutthaya


2_Flat_logo_on_transparent_302x63

  • Ir andando no es una opción. Quizás os pase como a nosotros y os encante pasear por la ciudad para descubrirla poco a poco, pero esa es una opción que no es para nada recomendable en Ayutthaya. Hay que andar bastante para llegar desde la estación a la zona de los templos y, si solo vais a pasar un día en la ciudad, no os dará tiempo a verlos todos y ni siquiera los más importantes.
  • ¡Cuidado! Se conduce por la izquierda. 


¿CUÁNTO SE TARDA EN VERLO TODO?


En nuestra opinión, se pueden ver todos los templos de la ciudad en un día —o, al menos, los más importantes—, y más si vais a moveros por la ciudad en bici o en moto. Podéis coger el tren por la mañana pronto en Bangkok y regresar por la noche. Esta fue la opción que elegimos nosotros y no nos quedamos con la sensación de dejarnos cosas por ver en Ayutthaya.

Ahora bien, si tenéis tiempo, y queréis conocer mejor tanto la ciudad como los alrededores, lo mejor es pasar la noche en Ayutthaya. Hay hoteles que por 20€ la noche están muy bien y, de esta manera, podéis dedicar un día entero a ver los templos de Ayutthaya y otro día conocer los alrededores. Si elegís esta opción, os recomendamos visitar:

  • el palacio Bang Pa-in. Fue la residencia de verano de la realeza durante la época de esplendor de Ayutthaya (siglo XVII), y ha sido posteriormente restaurado por Rama IV en el siglo XIX. Es una muestra de los estilos arquitectónicos de cada época y de las influencias europeas, que se ven sobre todo reflejadas en las estatuas que decoran los jardines.
  • el Wat Thai Rong Rua. Encontraréis enormes figuras que representan el infierno según es interpretado por el budismo.
  • la red de canales, o klongs. Podréis ver cómo era la vida del día a día en la ciudad y el motivo por el que se ha convertido en un núcleo urbano tan significativo: elegantes casas de madera, barcas de teca llenas de arroz, campos de cultivo,…


¿QUÉ ES LO QUE NO TE PUEDES PERDER?


Ayutthaya es una ciudad que es para pasear tranquilamente y disfrutar de todo lo que ofrece, y no solo de los templos, sino también de sus calles, de su ambiente y de su tranquilidad. ¡Vale muchísimo la pena visitarla si estáis en Bangkok o si estáis haciendo un tour por Tailandia! Así que lo que no os podéis perder, en definitiva, es la ciudad en sí misma. Ahora bien, si tuviésemos que elegir los tres templos qué más nos han impresionado y que no os podéis perder por nada del mundo, serían estos:

  • WAT PHRA SI SANPHET

Este templo, edificado en 1491, formaba parte del recinto del palacio real y servía de capilla real. Había varios edificios que componían el conjunto del templo, sin embargo, hoy solo se conservan estos tres chedis en forma de campana, donde se guardan las cenizas del rey Boromtrai Lokanay y sus dos hijos.

wat_phra_si_sanphet.jpg

  • WAT MAHATHAT

Posiblemente, este haya sido el primer templo que se haya edificado en Ayutthaya, hacia 1374; y, en cualquier caso, ha sido uno de los más importantes de la ciudad, puesto que era un monasterio real y también la sede del jefe de la congregación budista. Se decía que el templo albergaba “tantas riquezas que se podría reconstruir un reino entero con ellas”, pero eso fue hasta la invasión de los birmanos, que saquearon y destrozaron la ciudad casi al completo. En este y otros muchos templos os encontraréis con estatuas de Buda sin cabeza, que son una muestra de los actos de sometimiento que los birmanos llevaban a cabo contra la población local.

buda_ayutthaya

Queda muy poco de la grandeza de este templo. Este muro que se puede ver en la imagen de abajo formaba parte de un enorme prang de 50 m de alto y parece que hoy se mantiene en pie gracias a las raíces del árbol. El baniano ha ido extendiendo sus raíces a lo largo del muro y alrededor de la cabeza de Buda que ha quedado atrapada en el árbol.  Es uno de los sitios más fotografiados del país y no es para menos.

buda_wat_mahathat.jpg

  • WAT PHRA RAM

Este es otro de los templos que no pasa desapercibido y, es que su prang de considerables medidas destaca entre los templos de la isla. Fue construido en 1369, pero reformado en dos ocasiones posteriormente, por lo que conserva parte de su decoración y se pueden apreciar las estatuas de garuda, nada y Buda en una de sus caras.

wat_phra_ram_atutthaya


¿CUÁL ES EL HORARIO DE LOS TEMPLOS?


Cada uno de los recintos dentro los cuales se encuentran los templos tiene su propio horario de apertura. Casi todos abren a las 8h de la mañana, pero la hora de cierre varía más de uno a otro. Para que os hagáis una idea, la mayoría suelen cerrar sobre las 18:30 h. Aún así, os dejamos los horarios de los templos más importantes:

  • Wat Mahathat: 8:00 – 18:30 h
  • Wat Ratchaburana: 8:00 – 18:30 h
  • Wat Phra Si SanPhet: 8:00 – 18:30 h
  • Wat Phra Ram: 8:00 – 18:30 h
  • Wat Chai Wathanaram: 8:00 – 18:30 h
  • Wat Na Phra Men: 8:00 – 18:00 h
  • Wat Phanan Choeng: 8:00 – 17:00 h
  • Wat Phuttaisawan: 8:00 – 17:00 h
  • Catedral de San José: 06:00 – 20:00 h (el recinto).


¿HAY QUE PAGAR ENTRADA A LOS TEMPLOS?


Hay templos en los que la entrada es gratuita; sin embargo, para ver los más “importantes” hay que pagar 50 THB en cada uno de ellos (1,20 € aprox.). Estos son algunos de los templos en lo que hay que pagar entrada:

  • Wat Mahathat
  • Wat Ratchaburana
  • Wat Phra Si SanPhet
  • Wat Phra Ram
  • Wat Chai Wathanaram
  • Wat Na Phra Men


¿HAY NORMAS DE VESTIMENTA?


No hay normas de vestimenta como puede haberlas en la mayoría de templos budistas. En Ayutthaya no vais a “entrar” a ningún templo. Vais a acceder a recintos en los que están los restos de los antiguos templos y edificaciones y, en este caso, prácticamente no es necesario cumplir ninguna norma de vestimenta, como sí lo es en el caso de otros templos budistas en los que es necesario llevar prendas que cubran las rodillas y los hombros.

Sin embargo, sí que hay algunas normas de comportamiento, que están colgadas en la entrada de todos los templos de pago. En este caso, se especifica que hay que vestir de manera correcta, y que está prohibido quitarse la camiseta o llevar pantalones cortos (excesivamente cortos). 

normas_ayutthaya.jpg


¿SE PUEDE TOMAR ALGO POR ALLÍ?


Hay muchos sitios en los que tomarse algo o comer por la ciudad, eso sí, tenéis que alejaros un poco de la zona central de templos y buscar por las avenidas de los alrededores. Hay bastantes sitios, sobre todo, en la zona de la estación de trenes y cerca de las orillas del río. La clave es alejarse un poco del centro y, a partir de ahí, encontraréis cafeterías y restaurantes en los que sirven todo tipo de comidas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s